201711.01
0

¿Qué es la factura M?

A través de la resolución 4132, la AFIP determinó a partir de octubre un castigo para los cumplidores: la factura M. La norma establece un régimen de control sistémico y periódico que cae sobre los comprobantes que emiten los que se encuentran inscriptos en el IVA en el caso que haya incumplimientos.

Los motivos de esas inconsistencias son la relación entre los montos facturados y la capacidad técnico-económica para realizar las prestaciones de servicios y ventas de bienes. También, se verificarán irregularidades o incumplimientos vinculados a las obligaciones fiscales.

El resultado de las evaluaciones con el “castigo” a emitir comprobantes clase “M” será publicado en el sitio Web  de la AFIP. Adicionalmente, se comunicará también a través de los sistemas de autorización de impresión y emisión de comprobantes y del servicio Web con Clave Fiscal denominado “Regímenes de Facturación y Registración” y al domicilio fiscal electrónico registrado por el contribuyente.

Ante la notificación recibida de la AFIP se tendrán que anular los comprobantes “A” que se encuentren con el código de autorización de impresión vigente. Se le permitirá en un principio utilizar una factura M, por lo que quien compre un bien o contrate un servicio y reciba una factura M, tendrá que efectuar retenciones de IVA y Ganancias.

Cuando un contribuyente bajo sospecha quiera hacer una facturación electrónica, el sistema en forma automática solo le permitirá utilizar la factura M hasta que la AFIP revise su situación.

Para salir del sistema de la factura M, el contribuyente deberá presentar vía web una nota de disconformidad sobre los motivos que originaron la medida.

Incluso, aquellos que reciban de manera continua facturas «M» podrían ser pasibles de sanciones, como por ejemplo la impugnación del gasto declarado en ese comprobante.

Además, aquellas empresas que no retengan el IVA y el impuesto a las Ganancias a quien emiten factura M podrán ingresar en esa misma categoría.