201712.19
0

El impacto de la nueva ley para las empresas

La reciente aprobación de la reforma previsional genera en las empresas un aspecto a tener en cuenta: la edad de permanencia en el trabajo.

A partir de la sanción de la norma, se aplaza la facultad que tiene el empleador de intimar al empleado para que inicie los trámites jubilatorios una vez cumplidos los 65 años para los hombres y 60 para las mujeres. La edad jubilatoria continúa siendo la misma, lo que se postergó es la posibilidad del empleado de hacer uso del artículo 252 de la ley de contrato del Trabajo.

En este contexto, la ley establece que una vez que el trabajador reúna los requisitos necesarios para acceder a la prestación básica universal, no tiene la obligación legal de ingresar las contribuciones patronales, limitando su contribución al régimen de riesgos del trabajo y obra social.